Warning: Declaration of SEO_Auto_Linker_Front::get_meta($post, $key) should be compatible with SEO_Auto_Linker_Base::get_meta($key, $default = '') in /homepages/13/d609321878/htdocs/clickandbuilds/PiscinasPrefabricadas/wp-content/plugins/seo-auto-linker/inc/front.php on line 439
7 diferencias entre las piscinas prefabricadas y las de obra » Piscinas Prefabricadas

7 diferencias entre las piscinas prefabricadas y las de obra

  1. El tiempo de instalación. La diferencia más relevante entre las piscinas prefabricadas y las tradicionales de obra está en el momento inicial. El hecho de construir las de obra en el lugar mismo de colocación hace que la tarea sea más larga y costosa, algo que puede durar entre dos y tres semanas, por norma general. En cambio, las prefabricadas, como tienen la ventaja de que se elaboran en la fábrica, sólo se tienen que trasladar y encastar en el lugar de destino. Es una tarea que dura pocos días.
  2. El precio. Como acabamos de ver, se reduce considerablemente el tiempo de instalación, y en términos económicos esto se traduce en un ahorro en mano de obra y personal técnico, además del ahorro que supone en relación con los materiales de fabricación.
  3. El riesgo de fugas de agua. Las piscinas prefabricadas son vasos ya hechos de antemano, y todos salen de la fábrica tras haber pasado rigurosas pruebas. Son recipientes hechos de una sola pieza, sin juntas ni añadiduras, de manera que es muy poco probable que el agua se escape. En cambio, en las de obra todo son puntos de unión, y es más probable que el agua acabe escapándose por uno de ellos.
  4. Las reparaciones. Si aún así hubiese una fuga en ambas, las piscinas prefabricadas son más fáciles de reparar que las tradicionales, porque basta con acoplar un trozo de fibra de vidrio encima de la fuga.
  5. El mantenimiento. Las piscinas prefabricadas están fabricadas con materiales como poliéster y fibra de vidrio, que son muy suaves y uniformes; las de obra son más porosas. Esto hace que en las de obra se acumule fácilmente la suciedad en les paredes laterales así como algas en el fondo, de modo que se tienen que limpiar e incluso vaciar por completo más a menudo que las piscinas prefabricadas, porque estas últimas, al ser más antideslizantes y no porosas, es más difícil que se adhieran estas sustancias.
  6. Los accesorios. Por lo que atañe a los complementos, no hay ninguna diferencia entre unas piscinas y otras, ya que tanto en las piscinas prefabricadas como en las de hormigón se pueden usar los mismos utensilios y acabados.
  7. La movilidad. Una diferencia que no se piensa a menudo es que las piscinas prefabricadas se pueden transportar, a diferencia de las convencionales. En caso de cambiar de residencia, uno puede llevarse su piscina consigo y ahorrarse así el coste de adquirir una piscina nueva.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*